fbpx

Y cuando acabe la Universidad, ¿qué?

Hay algunos que lo tienen claro casi desde que nacen. Los hay que quieren ser médicos, otros quieren ser profesores, algunos sueñan con convertirse en intérpretes… Pero muchos otros, a pesar de haber estudiado una carrera en la Universidad, se preguntan: «¿y ahora qué?».

Una de las grandes dificultades de la vida, después de elegir qué grado estudiar, es identificar a qué queremos dedicarnos una vez finalicemos los estudios. Dado el amplio mercado actual y la cantidad de oportunidades laborales y de sectores en los que trabajar, así como las (para algunas profesiones) complicadas posibilidades de acceder  a posiciones afines a sus estudios, tomar una decisión laboral supone un reto importante.

Algunas de las preguntas que nos surgen ante esta incertidumbre, son:

  • ¿Será esto lo que realmente me gusta?
  • ¿Hay suficientes oportunidades como para que me seleccionen a mí?
  • ¿Es este verdaderamente el sector en que quiero enfocarme?
  • ¿Cuento con suficiente experiencia?

Sin embargo, y para tratar de resolver nuestras dudas de una manera más efectiva, uno tiene que cuestionarse lo siguiente:

  • ¿En qué punto se encuentra mi carrera profesional?
  • ¿Qué he aprendido en este tiempo?
  • ¿Cuáles son mis puntos fuertes?
  • ¿Cómo visualizo mi trabajo ideal?
  • ¿Cómo encajaría con mi proyecto de vida?

Encontrar un trabajo en el que nos sintamos a gusto no es fácil, e imaginarlo a veces tampoco.

Uno tiene que evaluarse a sí mismo y descubrir qué le hace feliz, identificar sus puntos fuertes y sentirse seguro de sus decisiones y convencido de que, si este no es el momento, ya le llegará. A veces hay que probar y redescubrirse y de esa manera ir descartando lo que nos gusta y lo que no.

En otras ocasiones basta con evaluarse y proponerse metas, asignar acciones y marcarse metas de actuación.

Leave a Reply